¿Cómo funciona el reconocimiento facial en nuestro smartphone?

07/01/2019

El reconocimiento facial o también conocido como biometría facial, es lo que identifica las características físicas o rasgos de una persona. La tecnología es tan importante en el mundo que se ha implementado en cerraduras, para identificar sospechosos o criminales y en algunas redes sociales. La mayoría de móviles hoy en día cuentan con tecnología de huellas dactilares y de reconocimiento facial para desbloquear el dispositivo. No hay que negar que tiene grandes virtudes, pero hay debilidades en la tecnología que dan de qué hablar. Hoy, vamos a hablar sobre cómo funciona.

Fase de detección: el dispositivo va a capturar la imagen del individuo que quiere desbloquear nuestro smartphone.

Procesamiento de la imagen: el segundo proceso que tiene la tecnología de reconocimiento facial es la obtención de información biométrica. Por ejemplo, la alineación de la cara de acuerdo a ciertas características que son geométricas.

Extrae las características representativas faciales: una vez que se haya seleccionado la información biométrica de los rasgos faciales que tenga el individuo, se almacenará un patrón biométrico del rostro.

Image: Apple Support

La comparación: una fase muy importante ya que es donde se compara la información obtenida con la que está almacenada en la base de datos. Todos los resultados obtenidos indican la similitud que hay entre los dos patrones biométricos.

La decisión que toma la tecnología: de acuerdo con la similitud que tenga el individuo con los datos almacenados, se identifica al individuo con el mayor porcentaje de similitud que haya. Pero teniendo en cuenta un rango determinado.

La tecnología en ocasiones no es tan exacta y la imagen debe ser redimensionada y orientada, de cierta manera para que encaje con el patrón que ya está hecho. Un punto negativo que podemos encontrar en la tecnología es que dependiendo de la iluminación, funcionará peor o mejor el reconocimiento facial. También influye cómo colocamos la cara al frente de la cámara, el maquillaje o los pequeños cambios que tengamos con accesorios.

Por otra parte, una cara que se elige en una aglomeración de personas es más difícil de reconocer y analizar. En cuanto a los móviles, tenemos que hacer una serie de pasos para que nuestro móvil reconozca nuestra cara. Recordamos que es una tecnología que no es 100% confiable y completamente madura, pero muchas compañías apuestan para implementarlas en los smartphones.

Source: wwwhatsnew.com

Compartir